20130421-221045.jpg

Las dolencias de la planta quemadora bajaron y amanecí listo para echarme el último tramo a Santiago. Estaba abierto a llegar hasta allá o quedarme en algún otro pueblo. El día anterior fue bastante más fuerte de lo que el mapa mostraba, no porque no reflejara la realidad, sino que cambios repentinos de elevación no se llegan a ver en esa escala. Salí del hotel y emprendí la excursión.

20130421-221707.jpg

20130421-221714.jpg

20130421-221722.jpg

En diferentes ocasiones me advirtieron que en Melide era obligatoria la parada a comer pulpos. Como si lo hubiera planeado, llegué muerto de hambre a la hora de la comida y pregunté a un local dónde comer pulpo. Me recomendó un lugar turístico y luego le pregunté que él dónde comería, a ese último es al que fui.

20130421-222239.jpg

20130421-222245.jpg

El camino siguió ofreciendo muy buenos paisajes. La demografía como puse en el post anterior era muy diferente. La gente con sus audífonos, lo cual es muy incómodo en bici, no te oyen cuando pasas, se asustan cuando pasas al lado de ellos y medio mentan madres por haberlos asustado. Afortunadamente después de las 2pm se ven muy pocos peregrinos a pie.

20130421-222511.jpg

20130421-222517.jpg

20130421-222522.jpg

20130421-222539.jpg

20130421-222533.jpg

20130421-222527.jpg

20130421-222545.jpg

Santiago de Compostela. Una parada más en el camino, la ciudad que muchos planeamos como destino por meses o años, la tierra prometida de la cual algunos creen que les va a dar la solución a su vida… Ah y también donde supuestamente están los restos del Apóstol Santiago. Cada quien lo ve diferente, pero sea la razón que sea el acercarse a esta ciudad tenía un sentimiento de graduación después de un programa muy largo e intensivo.

Un mensaje llega mejor cuando el sonido de las palabras y la intensión están más o menos ligadas. El deseo del ‘buen camino’ se hacía más sincero y con más fuerza al acercarnos a la metrópoli gallega. Hasta pareciera que el buen camino que todos nos deseábamos sería el que comenzaría una vez que este viaje terminara.

Irónicamente la llegada a Santiago fue la más confusa por la falta de señalización pero siempre fue muy atractiva, no fue como en otras ciudades donde nos guiaban por la puerta de atrás paseando por los polígonos industriales.

20130421-223511.jpg

20130421-223519.jpg

20130421-223524.jpg

20130421-223529.jpg

Finalmente llegué a lo que parecería el centro de la ciudad y no encontraba señalamientos. Al empezar a preguntar por el camino, me di cuenta que era absurdo preguntar lo usual al Camino de Santiago ya que estaba en esa ciudad. El nuevo destino era la catedral. Después de casi 70km tuve que acercarme a la Meca pasando salsa y yo por escaleras en muchas ocasiones. Finalmente llegué a la plaza, ésta no era carrera donde tendrías que sonreír o poner una mueca a la cámara, ni agradecer los aplausos, ni voltear a ver gente conocida. La gente seguía su vida normal. Llegué al centro de la plaza frente a la catedral y al lado del Parador Reyes Católicos, puse a salsa en el suelo y me tiré con mi botella de agua contemplando el momento.

20130421-224228.jpg

Después fui a la oficina del peregrino por el sello oficial y la Compostela. No hubo que esperar y la dependienta muy amable reviso mi credencial de peregrino con sus sellos y siguió con el procedimiento oficial.

20130421-224450.jpg

20130421-224456.jpg

Al lado mío estaban unas personas que pedían informes para hacer el camino, les dije que entraran a mi blog para motivarlos o auyentarlos. Encontré un albergue excelente, dan toalla y sábanas, cené en el bar San Clemente tapas con vino, y regresé bastante cansado. La ciudad ofrece mucho y tiene muy buena vibra. Mañana me quedaré otra noche por acá antes de seguir el camino a Fisterra.

20130421-224908.jpg

20130421-224914.jpg

20130421-224921.jpg

20130421-224927.jpg

20130421-224933.jpg

20130421-224938.jpg

20130421-224943.jpg

2 thoughts on “D-13 camino. Palas de rei – Santiago de Compostela

  1. Felicidades!!! Llegaste! Qué maravilla! Yo creo que como en todo: lo importante de llegar es valorar el camino que te llevó a eso. Una vez más, Jimena tenía razón cuando decía que lo importante es lo de adentro. Estoy muy orgullosa de ti mijito! Además, se me hizo muy padre que tu estancia por Europa empezara en el Camino. Empezaste por tus ancestros y la historia. Ayer Andrés y yo fuimos a una terapia de constelación con seis personas más, que fue sumamente provechosa, útil, enriquecedora… Me queda claro lo importante que es honrar a nuestros ancestros (sobre todo porque gracias a ellos estamos aquí) y reconocerlos, para seguir adelante.

    Te mando muchos besos y abrazos y por favor no dejes de escribir. Se ha vuelto mi lectura favorita, ever!

Leave a Reply