Hoy en la mañana fue la última vez que alguien me preguntó si he tenido averías mecánicas, y orgullosamente contesté ‘ninguna’. Salí de casa de Franka algunas horas después de lo pensado y sin mucha planeación en mi ruta. Desayunamos y le ayudé a cocinar para el picnic organizado por coachsurfing.org. La idea original era vernos en Utrecht para el picnic y yo me seguiría a Den Bosch, pero saliendo de Amsterdam me desvié un poco hacia el oeste y retomar el camino me costó bastantes km extra.

20130509-231405.jpg

Me tocó ver una guerra de globos de agua entre dos lanchas en un canal tipo Xochimilco.

20130509-231808.jpg

En mi desviación tenía q cruzar el río para corregir el camino y no veía ningún puente pero si un señor que cobraba €1 por cruzarte al otro lado con todo y bici. Acepté la oferta.

20130509-232033.jpg

20130509-232041.jpg

El desvío valió la pena por el paisaje y el buen tiempo pero el cambio de planes era evidente ya que el destino original del día se hacía cada vez más lejano.

20130509-232449.jpg

20130509-232457.jpg

20130509-232508.jpg

Llegue bastante más tarde de lo planeado al parque donde era el picnic, no vi a Franka en donde me dijo y me seguí sin saber exactamente dónde pararía, lo que había visto de Utrecht no me había encantado y quería seguir al siguiente pueblo. Al emprender el vuelo otra vez escuché un ruido en la llanta de atrás y sentí que arrastraba un alambre. Me detuve y encontré dos rayos rotos del mismo lado de la llanta uno al lado del otro. Había escuchado gente que seguía rodando con un rayo roto, pero no dos seguidos. La llanta estaba completamente desbalanceada, con mi peso y 10kg de alforjas, seguro seguirían fallando más rayos.

Encontré una tienda de bicis no muy lejos pero no en el mejor rumbo. Estaba a punto de cerrar y me dijo que a esa hora -casi las 6pm- nadie me la iba a reparar, pero que en el centro encontraría un hotel y más tiendas. Era claro que hoy no salía de este pueblo. Me fui al centro, encontré la tienda que con gusto me atendería mañana a las 9am pero todos los hostales y hoteles estaban llenos hoy día de la Ascención en la ciudad más religiosa del país. Encontré uno muy por arriba de mi presupuesto pero no tenía ni transporte, ni ganas, ni muchas posibilidades de encontrar otra opción más barata. El centro resultó tener bastante mejor vibra que las afueras con los canales, cena griega, la arquitectura, las universidades y señores ‘de la 3ra edad’ bailando tango en una plaza.

Hoy el recorrido costo un poco más de trabajo pero valió la pena quedarse en este pueblo.

20130509-234228.jpg

20130509-234243.jpg

20130509-234343.jpg

20130509-234354.jpg

20130509-234403.jpg

20130513-110641.jpg

Leave a Reply