D-33 Puget-Théniers (F) – Antibes (F)

Si estás leyendo esto y estás pensando en viajar en bici, puedo confirmar que casi constantemente se recibe ayuda, no es para no estar preparado, pero el universo jamás va a conspirar en contra tuya para que salga todo mal. Las primeras dos noches de camping me prestaron un martillo para clavar las estacas y anoche el vecino me puso una carpa sobre mis cosas porque el clima amenazaba con tormenta mientras estaba afuera. Le di un regalo del camino de Santiago, di una buena última nadada, preparé mis cosas y emprendí el camino.

En teoría este iba a ser un tramo corto y fácil. Todo a lo largo del río y hacia el mar, lo cual implicaba plano y hacia el mar. Así fue excepto que el viento siempre estuvo en mi contra.

Creo que ya no me gustan los fines de semana, la gente sale debajo de las piedras y todos los lugares atractivos se conglomeran como si nunca más estuvieran ahí. Me detuve en un lago a comer y pude presenciar un sábado cualquiera en familia. Llegué a la playa y me quedé un rato frente al mar, el color muy parecido al del Caribe pero la playa tiene piedrecitas en lugar de arena.

20130602-230308.jpg

20130602-230315.jpg

20130602-230302.jpg

Llegué a Antibes, un pueblo playero o ciudad bastante pintoresca y con mucha actividad. Mientras platicaba con unos mexicanos que se deleitaban con unos mejillones llegó un señor pintor que vendía sus propios cuadros en el puesto de al lado. Me hizo varias preguntas sobre mi viaje y la bici. Resulta que tiene 80 años y sigue viajando en bici, cosa que ha hecho desde 1948. Su equipaje pesa 6kg en total, pero claro que tiene que lavar diario, no usa iPad, ni iPhone, ni paneles solares, ni bocinas, ni lámparas de 350 lúmenes, ni maquinita para cortar el pelo, ni herramientas, etc. Ni nada de esas cosas indispensables que uno lleva. El señor ha viajado por todo el mundo a pesar de sólo hablar francés. Esta emocionado porque quiere estrenar su tienda que acaba de comprar y que pesa 2kg.

20130602-231051.jpg

Llegué a un campo y que tenía muy buenos ratings y más que un camping era una ciudad. Tiene restaurantes, bar, tiendas de todo tipo, alberca, etc dentro del lugar. En el espacio que aparté podrían caber fácil 10 tiendas de las mías. Las estacas no se clavaban en el duro suelo por lo cual tuve que amarrar con agujetas y ligas la tienda a los árboles de alrededor y a mi bici.
El clima está perfecto, un poco de calor y bastante soleado.

20130602-231438.jpg

<a

20130604-173033.jpg